El nivel de interacción es una combinación del trabajo que tienes invertido en cada interesado y su repercusión en los mismos.

Para calcular esta variable, tomaremos en cuenta diferentes eventos del sistema*. Su clasificación variará según el nivel de dedicación que hayas invertido y el interés de tu cliente en ello. Si le dedicas tiempo y trabajo y notamos interesado a tu cliente, verás el termómetro de color.

Podrás filtrar a tus contactos en base a este criterio y decidir cómo quieres priorizar tus tareas según los resultados.

Sin interacción: Verás así a los interesados nuevos, que aún no has trabajado y a los que ya tenías cargados en el sistema, hasta tanto vuelvas a interactuar con ellos.

Interacción baja: Aún no tienes respuesta de tu trabajo por parte del interesado. 

Interacción media: El interesado abre las fichas que le envías.

Interacción alta: Haz realizado visitas con este interesado.

*Lo que se tendrá en cuenta para calcular la variable serán los siguientes eventos:

  • Visitas realizadas
    Contabilizaremos las propiedades que visita el interesado. 
  • Apertura y clics en e-mails enviados
    Leemos si tu interesado abre los e-mails que le mandas y si hace clic en las fichas.
  • Información cargada en su perfil
    Priorizaremos los datos según relevancia. Si tienes su e-mail o teléfono sumará importancia.
  • Consultas hechas
    Son las preguntas de tu interesado.
  • Propiedades asociadas
    Si trabajas la búsqueda de tu interesado asociando fichas en su perfil.
  • Fichas enviadas
    La cantidad de propiedades que compartiste según su búsqueda.
  • Comentarios
    Son las anotaciones que dejas en su ficha.
  • Etiquetas creadas
    Cantidad de rótulos que le asignaste.

Conoce la diferencia entre la interacción y el seguimiento (caritas).

¿Encontró su respuesta?