1. Habilita IMAP en tu cuenta de correo y guarda los cambios.
  2. Abre el Outlook (para las nuevas configuraciones, selecciona 'No actualizar').
  3. Accede a tu cuenta.
  4. Selecciona la casilla de verificación 'Configurar manualmente las opciones del servidor o tipos de servidores adicionales'.
  5. Elige 'Correo electrónico de Internet'.
  6. Ve a Configuración: nombre, dirección de correo electrónico completa (incluido “@tu_dominio.com”) Desde 'Tipo de cuenta' selecciona IMAP; especifica los nombres de los servidores entrante y saliente: imap.gmail.com y smtp.gmail.com respectivamente. En el campo 'Nombre de usuario', escribe tu dirección de Gmail completa, incluido “@tudominio.com”. Después de crear esta configuración, haz clic en 'Siguiente'.
  7. En el menú Herramientas, selecciona Opciones > Configuración de correo debajo de “Cuentas de correo electrónico” y haz clic en 'Cuentas de correo electrónico'.
  8. Selecciona una cuenta y haz clic en 'Cambiar' encima de la lista de cuentas. Ve a 'Más configuraciones' > 'Opciones avanzadas'. El servidor entrante debe utilizar el puerto 993 y la encriptación SSL. El servidor saliente puede usar el puerto 587 y la encriptación TLS.
  9. Haz clic en la pestaña 'Servidor de salida' y asegúrate seleccionar la opción 'Mi servidor de salida (SMTP) requiere autenticación'. 'Utilizar la misma configuración que mi servidor de correo de entrada' también debe estar seleccionado.
  10. Haz clic sucesivamente en Aceptar > Siguiente > Finalizar > Cerrar > Aceptar.
  11. Consulta la configuración de cliente recomendada y realiza los ajustes en tu cliente según corresponda.
¿Encontró su respuesta?